Mi animal favorito

Yo no tengo animal favorito. Pero voy a escoger a mi gatito Ari, no es por no escoger a otro cualquiera como Lupo, Goliat…

Pero es que tengo unas cuantas cosas que contar:

Mi gatito Ari es de color naranja, color de ojos canela, es súper cariñoso y juguetón.

Un día tocó limpieza de la casa de Ari (mi baño) y me dijo mi madre.

-¿Le has limpiado hoy las cacas a Ari?

Y yo le contesté.

- Sí mamá.

Lo decía, por que olía muy mal y al limpiar la bañera (que estaba llena de juguetes) descubrimos que se hacía cacas en la bañera, nos enfadamos mucho. Desde entonces fuimos descubriendo que se las hacia en la bañera, en el bidé o en el lavabo, no en la caja de arena que es donde se las tendría que hacer.

También estaba empezando a arañar a la gente, pero era poquito. Después de unos días fue arañando más y más, yo lo tenia que coger, tocar, o jugar con él con guantes, por que sino me mordía. Cuando jugaba con él con alguno de sus juguetes en vez de morder el juguete me mordía la mano. Pero bueno eso ya está superado ya no muerde y ya no está tan nervioso, aquí en casa Ari no estaba bien, no sabemos porqué.

                                                            

No podían venir visitas a casa, porque les mordía y les bufaba un montón. Lo fue superando poco a poco. Pero nada no había solución para nada.

Lo tuvimos que llevar al Etólogo (el psicólogo de los a animales)

Cambiamos lo de las cacas, la comida, sus juguetes, le dábamos un pienso especial (tranquilizante), incluso un medicamento que nos ponía perdidos/as, osea que Ari necesitaba estar en el campo, Ari no estaba bien en esta casa y no sabemos porqué.

Lo pase muy mal cuando lo llevamos a casa de Maria Jose( una de las fundadoras de Cangatos, antes de que crearan esta protectora cuando aun colaboraba con otras protectoras de Zaragoza) porque claro le coges cariño a un animal y no quieres que se vaya a otro lugar que no conoces, pero bueno ahí tiene amigos, está en el campo (que es lo que el necesitaba) y los vamos a ver cada semana que podemos y nos lo pasamos genial y cada vez desde que esta este blog escribimos historias cangatunas, nos lo pasamos genial.

Ahora Ari está bien, tranquilo, no araña, no muerde, se le ve feliz en el campo y en la caseta, con su chimenea y todo, sus amigos, etc…

Ah!!! Por cierto que no se me olvide los nenes de Wippy  son una monadita ah y ya se pueden tocar porque ya han abierto los ojitos, osea una monadita son unos mimadines quieren mimos todo el rato y si no se los das lloriquean como bebés osea, otra monadita. Ya quieren ir al pienso, o al menos  eso es lo que nos dijeron M. José y Pedro.

 

Alba (10 años)